La alimentación saludable

La alimentación saludable

Muchos clientes pasan fuera de casa más de 100 días al año, ya sea por viajes de negocio o vacaciones. Este hecho repercute notablemente en su alimentación, comiendo cualquier snack rápido y a deshoras.

Pero, ¿Es posible alimentarse saludablemente aun cuando estamos de vacaciones o en un viaje de negocios? ¡Por supuesto que sí! Pero hay que saber aprovechar las buenas oportunidades.

Primeramente, vamos a analizar lo que es una alimentación saludable:

Una alimentación saludable se nutre fundamentalmente de hortalizas, frutas y cereales, aunque no descarta los alimentos de origen animal siempre que se tomen con moderación.
Así, una alimentación saludable es rica en:

  • Cereales integrales (pan, pasta y otros derivados de cereales completos), legumbres (alubias, garbanzos y lentejas) y tubérculos (patatas y boniatos).
  • Frutas y hortalizas.
  • Frutos secos.

Por el contrario, debemos limitar la ingesta de:

  • Carne roja y embutidos.
  • Azúcar refinado y bebidas azucaradas como refrescos y zumos preparados.
  • Bollería, repostería y aperitivos salados.
  • Bebidas alcohólicas.

¿Cómo es una alimentación saludable?

Una alimentación saludable no es aburrida ni sosa ni nada por el estilo. Eso sí, debe cumplir cinco criterios básicos que hacen que sea:

  • Suficiente. Cubre las necesidades de energía y de nutrientes que tiene una persona en cada momento de su vida.
  • Equilibrada. Se basa en alimentos vegetales, incluye raciones limitadas de carne, pero apenas presenta o carece de alcohol y de alimentos muy calóricos pero poco nutritivos.
  • Segura. Está libre de tóxicos y contaminantes.
  • Adaptada. Se acomoda a las características y necesidades individuales, sociales, culturales y del entorno.
  • Satisfactoria. Es agradable y complace todos los sentidos.

Una alimentación saludable está repleta de ventajas, ya que ayuda a:

  • Mantener el funcionamiento normal del organismo.
  • Promover el crecimiento (cuando aún no se ha alcanzado el pleno desarrollo) y la renovación de las células.
  • Disminuir el riesgo de padecer enfermedades.
  • Conservar la salud.

Claves de una alimentación saludable

La alimentación saludable es una opción personal para alimentarse adecuadamente. La alimentación saludable es equilibrada, se adapta a cada persona y resulta muy satisfactoria. Con los consejos siguientes le será mucho más fácil cuidar su alimentación, ya esté en casa o rondando por el mundo:

  • Procure incluir en cada comida principal cereales integrales, legumbres o tubérculos.
  • Consuma cada día como mínimo dos raciones abundantes de verduras y hortalizas; por ejemplo, una en el almuerzo y otra en la cena.
  • Asegúrese de tomar todos los días tres piezas de fruta fresca repartidas a lo largo de las distintas comidas.
  • Opte por lácteos desnatados en lugar de productos elaborados con leche entera.
  • Tome un puñado de frutos secos (almendras, avellanas, nueces, cacahuetes, etc.) todos los días.
  • Sírvase raciones más pequeñas de alimentos ricos en proteínas (carne, pescado y huevos). Reduzca el consumo de carnes rojas (ternera, cordero, cerdo, etc.), embutidos y fiambres.
  • Prefiera el agua como bebida de consumo habitual.

Otros consejos de alimentación saludable ¿Más consejos?

  • Realice cinco comidas al día.
  • Coma despacio, sin prisa, y mastique bien los alimentos.
  • Entre horas, si se tiene apetito, pique aperitivos saludables (fruta fresca o frutos secos).
  • Elija platos cocinados con poca grasa; por ejemplo, preparados al horno, a la plancha, al vapor, hervidos o a la papillote.
  • Aliñe los platos con aceites vegetales, preferentemente con un buen aceite de oliva, en lugar de salsas.
  • Disfrute de las ocasiones “excepcionales” con moderación.

En nuestro hotel podrán disfrutar de una oferta gastronómica variada, para que pueda elegir conscientemente del placer de cuidarse. Disfrute en todas sus comidas de una alimentación saludable.

FUENTE: http://www.healthiacertification.com/